El peligro de las grasas hidrogenadas o trans

Share Button

Aparte de las grasas saturadas e insaturadas naturalmente presentes en gran número de alimentos hay un tercer tipo de grasa llamado trans o hidrogenadas que son unas grasas manipuladas ya que llevan inyectadas hidrógeno.

La grasa hidrogenada o trans da una mejor textura a los alimentos y permiten que se conserven mejor pero provocan graves transtornos a la salud ya que pueden bloquear las arterias y pueden provocar infartos, no tan sólo de corazón sino también cerebrales y de otros tipos.

En algunos países han sido totalmente prohibidas pero en España siguen siendo legales a pesar de los serios problemas de salud que pueden ocasionar.

Recomiendo a todos que os leáis el etiquetado de aquellos productos que compráis en el super ya que podemos encontrar estas grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas o trans (ojo que también se ponen con la denominación de “grasas vegetales“). sobretodo en :

  • Bollería industrial
  • Margarinas
  • Comidas preparadas: platos precocinados, platos congelados etc.
  • Turrones
  • Pizzas
  • Galletas
  • Quesitos
  • Panes de molde
  • Helados
  • Patatas fritas
  • Golosinas
  • Chocolates
  • Nocillas

Estudios realizados en Estados Unidos sobre el efecto de estas grasas, revelan por ejemplo, que el riesgo de sufrir enfermedades coronarias es un 66% mayor entre consumidores habituales de margarina hidrogenada que entre quienes no la consumen. Los últimos estudios sobre los efectos de las grasas trans en el ser humano revelan que afectan tanto a los adultos como a niños e incluso a los embriones y fetos antes de nacer. La preocupación por su efecto crece día a día, y se están tomando medidas legales para incluir de forma obligatoria en el etiquetado de alimentos la presencia de las grasas trans. Nueva York ciudad se convirtió en la primera en EE.UU. en prohibir la grasa vegetal hidrogenada en los restaurantes, pizzerías y panaderías a partir del 1 de julio del 2007. Y Desde el 1 de julio de 2008 los establecimientos de servicio de comidas de esta ciudad no pueden almacenar, usar o servir ningún alimento que contenga aceites, mantecas o margarinas vegetales parcialmente hidrogenados con 0,5 gramos o más de grasas trans por porción.

Habría que reducir al mínimo y si es posible eliminar de la lista de la compra los productos en los que en los ingredientes viene “grasa vegetal”, “grasas hidrogenadas” o “grasas parcialmente hidrogenadas” y optar por los que especifican si usan aceite de girasol o de oliva. Afortunadamente cada vez son más los productos que llevan esa tranquilizadora especificación (como las bolsas de Risi, las patatas fritas Vidal o las Lays hechas con aceite de oliva, aunque incomprensiblemente no hacen lo mismo con todas las variedades).  Ojo con aquellos productos no etiquetados que no sabemos lo que llevan como los croissanes de las panaderías por ejemplo.

Empresas como Dulcesol han decidido incluir en su publicidad que en su bollería industrial que ya no usan grasas hidrogenadas . En la mayoría de productos ecológicos o de dietética en los ingredientes podemos leer : grasas no hidrogenadas.

Los supermercados Eroski han hecho una campaña para erradicar los productos con grasas hidrogenadas de sus supermercados. A ver si las demás cadenas hacen lo mismo.

Es curioso que existan multinacionales que fabrican productos con grasas hidrogenadas en España y por ejemplo en Estados Unidos no.

Los consumidores debemos de negarnos a que se antepongan los intereses económicos a los de salud de los ciudadanos . Mediante el consumo de productos ecológicos evitamos consumir productos tóxicos que dañen nuestra salud.

A continuación un vídeo sobre los peligros de las grasas trans o hidrogenadas:

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook