Aceite de hipérico: para depresión, dolores, piel, menopausia y mucho más

Share Button

El hipérico es una planta que crece en las zonas templadas de gran parte del mundo, pero es especialmente conocido por su calidad el hipérico de Islas Canarias (España, hypericum canariense) o el de Italia. Es una planta que crece con un tallo largo y ramificado que puede alcanzar hasta un metro de largo. Sus flores son doradas y florecen en verano, por lo que también se suele llamar Planta de San Juan (San Juan se celebra el 24 de Junio).

El aceite se obtiene mediante la maceración de estas flores en una botella con aceite de oliva, dejándola a sol y serena unos 40 días, y después de este tiempo se pasa por el colador. Conviene distribuir el aceite en pequeños frascos de cristal opaco, para poder usarlo en distintas ocasiones, ya que una vez abierto el frasco, su efectividad va disminuyendo. El efecto del aceite dura unos dos años.

hiperico

Los beneficios para la salud son los siguientes:

  • Para la depresión leve o moderada.
  • Para combatir los dolores menstrules, musculares y articulares.
  • Afecciones de la piel: heridas,  quemaduras, golpes,..
  • Trastornos psicológicos de la menopausia.
  • Para tratar las varices.
  • Picaduras de insectos
  • Artritis
  • Gota
  • Hemorroides

Administración

El aceite de san juan se puede utilizar vía externa, para realizar masajes sobre la piel. El aceite de hipérico también se puede ingerir siempre que sea puro y de cultivo ecológico, para conseguir un mayor efecto sobre el sistema nervioso (tristeza o dolor), por ejemplo se puede tomar una cucharadita sola o disuelta en una infusión o zumo, 2 ó 3 veces al día. Para curar heridas o tratar el acné, se puede mezclar con aloe vera. Para aliviar varices o hemorroides se combina muy bién con aceite esencial de romero.

El tratamiento con hipérico debe ser continuado y constante, ya que sus efectos no serán notorios hasta después de al menos 3 semanas de administración.

Contraindicaciones

El aceite  debe administrarse con cuidado. No debe ser ingerido en caso de embarazo o lactancia, y debe reducirse a la mitad la dosis en niños de 6 a 12 años, consultando antes a un profesional. En caso de estar tomando medicamentos, debe consultar con su médico o terapeuta antes de ingerir hipérico, ya que puede anular el efecto de otros compuestos químicos. Después de tomar o aplicarse aceite de hipérico, no se recomienda tomar el sol inmediatamente.

Fabricación del aceite en casa

Es muy fácil de preparar. Sólo tenemos que recoger sumidades florales de la planta (los ramilletes de flores de los extremos de las ramas), ponerlas en un recipiente de cristal transparente y cubrirlas de aceite de oliva. Cerramos bien el envase y lo dejamos durante 40 días en un lugar donde reciba luz solar directa durante varias horas al día, ya sea una terraza, jardín o cerca de una ventana.

Cada día abriremos el envase y removeremos el macerado. También limpiaremos de humedad con un paño la cara interna de la tapa del envase. Veremos como, poco a poco, va tomando el bello tono rojizo que caracteriza a este aceite.

Importante: hay que asegurarse de que la planta queda completamente cubierta por el aceite, pues si dejamos partes por encima del mismo puede estropearse el macerado.

Una vez pasados los 40 días, sólo tenemos que filtrar el aceite y envasarlo en recipientes de cristal oscuro, resguardado de la luz y del calor.

Comprar el aceite

Os aconsejamos que compréis el aceite ecológico 100%. Os recomendamos comprarlo a la Asociación Josenea si estáis en España ya que además de ser un aceite artesanal y ecológico 100%, cuando compras este aceite ayudas a personas en riesgo de exclusión social a que tengan un trabajo digno. Para la compra más info en el correo  infojosenea@gmail.com o en el número 688 912 683.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook